martes, 5 de marzo de 2013

INFIDELIDAD EN LA PAREJA


La infidelidad en la pareja nos sugiere palabras como traición, engaño, mentiras, que van ligadas a una ruptura de un compromiso de lealtad entre dos personas.
Normalmente, cuando hablamos de infidelidad casi siempre nos evoca ideas de encuentros extramatrimoniales o extra pareja en las que se busca mantener   relaciones de sexuales y/o afectivas. El descubrimiento de la infidelidad por la otra parte de la pareja es uno de los momentos más dolorosos en el curso de las relaciones.
¿Qué provoca la infidelidad?
Hay muchos motivos que pueden provocarla, incluso pueden existir problemas desde el principio de la relación. En nuestras consultas muchas veces encontramos gente que, echando la vista atrás, se da cuenta de que la elección   de pareja no fue la más adecuada, que hubo presiones externas que incitaron a formalizar una pareja que nunca tuvo que haber sido. En otros casos, múltiples factores han incidido y propiciado las infidelidades, y en otros muchos a la gente le cuesta explicarse qué es lo que ha pasado para que el otro cometa una infidelidad.

Lo cierto es que convendría tener en cuenta algunos aspectos importantes que ayuden a evitar infidelidades:
- Comunicación en la pareja, expresar no sólo los aspectos bonitos y románticos que caracterizar el comienzo de la mayor parte de las relaciones, sino también los desacuerdos y malestares con el fin de mejorar y enriquecer al  Convivencia
- Saberse escuchar en lo importante y en lo menos importante para poder    compartirtambién cosas cotidianas.
- Respeto mutuo tanto para llegar a acuerdos como para decirse las cosas. Tener siempre presente que en el momento que se ha perdido le respeto, se ha perdido la relación.
- Guardar pequeñas parcelas de  independencia  personal que ayuden también a fortalecer la  relación  de pareja.
- Evitar la monotonía en general. Ya sabemos que la vida cotidiana nos lleva a hábitos diarios de horarios, actividades… Pero en lo personal se puede ser menos monótono y no dejar que nos “coma” el día a día sin casi mirarnos a la cara.

Es importante no engañarse, los indicios suelen siempre ser señales importantes de algo, así cuando algo no se ajusta a los que solía ser, tenemos que ocuparnos y no dejarlo pasar.
La infidelidad sería mucho menor si se tuvieran en cuenta muchos asuntos a los que no les damos importancia, si las parejas no dejaran pasar por algo pequeñas cosas que les va quemando el día a día y deteriorando poco a poco su relación sin poner medidas eficaces. Si cada pareja es consciente de ello, pueden juntos cambiar muchas cosas para mejorarlas y si ellos no son capaces solos, pueden requerir ayuda profesional antes de que se produzcan rupturas por infidelidades, que conlleva  sufrimiento  a escala mucho mayor que una ruptura en la que dos adultos toman la decisión de separarse de manera responsable e inteligente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario