domingo, 25 de octubre de 2009

HOMBRES BIEN VESTIDOS

En la pasada edición de Cibeles (otra vez, lo sé, lo siento), en varias ocasiones saltó a la conversación lo que considerábamos un hombre bien vestido, digno de llamar la atención. Desde que la moda se ha convertido más que nunca en patrimonio unisex, muchos chicos-muchachos-hombres parecen sentirse inclinados por la exageración en un esfuerzo innecesario y vacuo de llamar la atención.

sartorialist man 1

Parece simple, aunque no lo sea

Para las mujeres, la línea intermedia entre ser elegante y ser moderna es una línea tan fina o tan amplia como tendencias aparecen cada año y el propio gusto debe ser el que nos indique cómo aplicarlas. Hasta hace un tiempo, los hombres tenían pocas opciones en cuanto a ropa. Apenas existían tendencias y más allá del casual y el estilo formal, un hombre no tenía mucho más margen.

sartolialist men 5

El estilo de este dúo no me puede gustar más

Ahora todo es distinto. Los hombres también quieren jugar con la moda y también quieren divertirse. A mí me parece genial, pero creo que hay un buen gusto innato que si se tiene, no se debe perder y si no se tiene, se debe procurar encontrar.

sartolialist men 3

Elegancia atemporal

Tengo la sensación de que el hombre ha pasado de un extremo a otro demasiado deprisa, y si antes no había más que A o B, ahora que las opciones son muchas más, muchos caen en el ridículo más absoluto por querer llevarlo todo y ser los más modernos del lugar.

sartolialist men 2

Para mí, el paradigma del hombre elegante, es ese hombre que, aparentemente sin esfuerzo (otra cosa es el tiempo que se pase frente al espejo probando combinaciones de ropa, que eso yo no lo sé), y con una dejadez cuidada, sigue manteniendo esa elegancia, esa attitude que te hace girar cuando lo ves en el calle. No estoy hablando de atractivo físico (eso, para bien o para mal es genético y no es mérito de la persona), sino de una cuidada sencillez, quizás conseguida tras años de ensayo y error.

tatel men 1

¡Atención al modo de colocarse la corbata!

Así pues, a mí (nada de generalizar, que cada uno tiene su opinión) el hombre que llamará mi atención, no será el que, cual florero, se coloque las tendencias una encima de otra, sino el que más allá de modas, sepa mantener su esencia. Yo veré a ese hombre y diré:

ESE HOMBRE ES REGIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada